lunes, 17 de agosto de 2009

¿Quién vive?






¿Quién vive en el pueblo negro y fantasmal?

¿Algún vampiro tonto, sucio y desalmado?

o ¿el monstruo del río verde y el matorral?

¿Quién vive, en ese pueblo, enamorado?


En el de marrones y movedizas arenas.

Y algunos bichos distraídos y peludos.

Y arañas tejiendo trampas a la espera.

¿Quién está feliz en este mundo tan oscuro?


En el que todas las noches se oyen gritos.

En el de casas húmedas y arruinadas

y brujas coloradas, pendientes de los ritos.

¿Quién vive allí vendiendo limonada?


En el que traicioneras y sigilosas serpientes

se deslizan silenciosas entre piedras frías.

Con laberintos que confunden a la gente.

¿Quién sueña con su amada todo el día?


¿Quién vive en el pueblo negro y fantasmal?

¿Quién vive, en ese pueblo, enamorado?

¿Será un ser que no tiene espejos ni cristal?

O ¿un pequeño duende soñador y despistado?







Poesía: Patricia Iglesias Torres (Argentina)



Ilustración: Fernando Calvi (Argentina)




9 comentarios:

Patricia González Palacios dijo...

Un poema diferente y lleno de suspenso, me gustó, cariños paty

Bea dijo...

si, me encanto el suspenso. ¡Reoriginal! ¡Y divina la ilustracion!

MÓNICA dijo...

Excelente poema, diferente e intrigante... me gusto al igual que la ilustracion
un abrazo

San dijo...

siempre tan lindas tus poesías hasta con suspenso!

Milagros dijo...

Hermosa la poesia!!!
El juglar inicial es espectacular!!!! hay para todos los gustos!!
Muuuuuy recomendable

www.eljuglarinicial.com.ar

Saludos!

FLOR DE CEIBO dijo...

Contiene todos los elementos, para atraer a niños y adultos.
Aún en un "pueblo negro y fantasmal", siempre vivirá un "duende soñador"

Libros Gratis dijo...

Sencillamente genial! Y comparto que la ilustración es acorde al post.

Saludos!

Patricia Iglesias Torres dijo...

¡Muchas Gracias, amigos, por sus comentarios!!!
... a Fernando por su ilustración!
...a Coni por su espacio lunero!

Vanina Gambino dijo...

Me encanto el poema y la ilustración es maravillosa como todo lo que hace Calvi, un referente para mi en mi camino por la ilustración infantil.

Besos