domingo, 5 de octubre de 2008

Vuelteretas




El payasito se da de patadas en la nariz. Gira como un rulemán y no se cansa. Es medio acróbata el payasito y medio tonto también. Se queda colgado cabeza abajo o sentado o con una pata detrás de la oreja. Pero no; no es tonto el payasito. Aunque gire y se quede enroscado en el alambre como un yo-yo o un trompo o una figurita de las redondas. El payasito no es tonto, porque es de madera pintada como el soporte que lo sostiene: una hache de madera de pino, que la mano del niño vuelve a apretar, para que se enrosque y gire y se vuelva a enroscar, siempre.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Es hermoso!

Ali( Hechicera ad-hoc) dijo...

¡Poesía pura!

josé dijo...

como una poesía de nunca acabar, o una alegría sin fin, me recuerda a un amigo que hace juguetes de madera con movimiento, y él mismo es un payazo que divierte a los chicos en sus fiestas. Un abrazo

bett/ dijo...

HERMOSO!!!

Carmen Valladolid dijo...

Divinos...
tanto el texto como la ilustración.

Qué maravilla este mundo de dibujos y letras.

Enhorabuena.

Un abrazo.

Carmen

Silvana Pérez dijo...

qué linda ilustracion!!! no es tonto el payasito, solo se divierte y nos hace reir!!

Información: dijo...

Me gusta mucho este blog, yo editó uno acerca de literatura en general, este es excelente, me encantaría que visitaran el mío:

www.revistalacigarra.blogspot.com

Máximo Ballester dijo...

Hola, Coni: ¿es un tentetieso? El nombre me viene de un poema -y un libro así llamado- de Joan Brossa. Se me figuró esa imagen.

No, no es tonto el payasito. No hay juego sano que lo sea. Y aquí tampoco la hache es muda. Llena de colores, se mueve y se convierte en fantasía.

Hermoso cuento de Sebastián y Preciosa ilustración.

Anónimo dijo...

que otra cosa hermosa, podría haber hecho nuestro PROFESOR.
muy bonito, felicitaciones
Marina

Keiko dijo...

Queremos que gire y gire
como las rondas,
como la calesita.
Por eso siempre pedimos una vuelta
y otra más.
Porque cada giro
es movimiento,
es sorpresa,
es libertad.
Posiblemente sepamos cuándo empieza
pero casi nunca,
cuándo es el final.

Es realmente hermoso lo que escribiste.

Sebastian Barrasa (El Zaiper) dijo...

Gracias Coni por publicar(me) este texto (que estaba tirado en mi carpeta de borradores)

Gracias Betania, por la BELLISIMA ilustración. Me encantó tu estética. La siento muy afín a mi literatura en general.

Gracias a todos por los hermosos comentarios.

Y gracias Zaiper, por estar ocupando cada vez más lugar en mi cabeza y desplazar al otro, al analítico, al que no escribe, al que vive según las reglas.

Betania dijo...

GRACIAS a todos por los comentarios!!

GRACIAS Coni por invitarme a participar!!

GRACIAS Sebastian por el lindo texto que escribiste!!

Saludos, Betania.

Elena Ospina dijo...

MUY BELLO!!!

patricia iglesias torres dijo...

Betania! me encantó tu ilustración, calidez y estética. Aún conservo el borrador de Serafín... un lujo.
Sebastián, toda tu poesía gira,y girando vuelve a emocionar.
Cony, gracias por este espacio y felicitaciones a los tres!!!

Griselda dijo...

Muy lindo tu payasito, Sebastián; la ilustración, excelente.
Griselda