miércoles, 2 de abril de 2008

Al libro infantil, en su día...


Hace muchos, muchos años, en un lejano país llamado Dinamarca, nació un niño muy especial al que llamaron Hans Chiristian Andersen.

Desde pequeño. le gustaba escuchar las historias fantásticas que le contaba su papá...
Cuando se hizo grande, quiso escribirlas para contárselas él mismo a todos los niños del mundo.
Hoy, se festeja el ¨Día internacional del libro infantil¨, en honor a su nacimiento y en agradecimiento a la vida de los personajes que dan magia a la infancia en cada uno de sus cuentos.


¨ El patito feo¨ es una de sus historias y dice así...


Era verano, y la región tenía su aspecto más amable del año. El trigo estaba dorado ya, la avena verde todavía.
El heno había sido apilado en parvas sobre las fértiles praderas, por las que ambulaba la cigüeña con sus rojas patas, parloteando en egipcio, único idioma que su madre le había enseñado.
En torno del campo y las praderas se veían grandes bosques, en cuyo centro había profundos lagos. Y en el lugar más asolado de la comarca se erguía una antigua mansión rodeada por un profundo foso. Entre éste y los muros crecían plantas de grandes hojas, algunas lo bastante amplias como para que un niño pudiera estar de pie bajo ella. Y allí entre las hojas, tan retirada y escondida como en lo profundo de una selva, estaba una pata empollando.
Los patitos tenían que salir dentro de muy poco, pero la madre se sentía muy cansada, pues la tarea duraba ya demasiado tiempo.
Uno tras otro, los huevos empezaron a crujir suavemente.
- Queda por abrir todavía el huevo más grande. ¿Cuánto tiempo tardará? -se preguntó, volviéndose a echar en el nido.
Por último el huevo que tardaba en abrirse empezó a crujir...


Este es solo el principio de un cuento hermoso, pedile a mamá o a papá que continuen con esta historia llena de encanto...

1 comentario:

Sebastian "Zaiper" Barrasa dijo...

Un grán homenaje a este grán autor y a todos los niños

Gracas Coni!